¿Quién es el Presidente de Puerto Rico?

La pregunta principal que atrae a las personas a visitar esta página web es: ¿Es Puerto Rico un Estado? Les podemos contestar esa pregunta fácilmente:  No. Puerto Rico es un territorio.

Otras preguntas comunes:

Pulse en los enlaces para encontrar las respuestas.

Una pregunta común que no hemos contestado todavía es “¿Quién es el Presidente de Puerto Rico”?

Ahora mismo, Donald Trump es el Presidente de Puerto Rico al igual que es el Presidente de Delaware y Idaho. Ya que Puerto Rico es un territorio bajo la soberanía de, y perteneciente a Estados Unidos, el Presidente de los Estados Unidos es también el Presidente de Puerto Rico.

Es un asunto confuso para muchas personas, ya que las personas que viven en Puerto Rico no pueden votar en las elecciones presidenciales.  Así que como Ejecutivo Principal de nuestra nación, quienquiera que sea el Presidente, ejecuta la ley federal aplicable al territorio, y ejerce su poder sobre personas que no pueden dar ni negar su consentimiento a su presidencia.

Los EE. UU. no tiene un voto presidencial simple y directo.  En lugar de ello, los ciudadanos en cada estado votan por el presidente, pero ese voto determina el candidato que más adelante será elegido por los electores que representan el estado, que van con los Electores de cada estado después de la elección y votan en el Colegio Electoral para elegir formal y legalmente al Presidente.

Usualmente, los miembros de cada estado votan por el candidato que obtuvo la mayoría de los votos en ese estado, aunque algunos estados no exigen esto.  La Constitución fue enmendada para permitir que Washington, D.C. enviara un elector al Colegio Electoral, aunque los ciudadanos de la capital de la nación no tienen representación con voto en el Congreso.

En otras palabras, el pueblo de Estados Unidos no vota por el presidente como un derecho de su ciudadanía nacional.  En realidad, el pueblo de los Estados Unidos vota por el presidente como un derecho de su ciudadanía estatal.

Solamente los estados pueden enviar Electores Presidenciales a representar el Estado ante el Colegio Electoral. Esto quiere decir que Puerto Rico no tiene representantes allí, y por lo tanto, la gente que vive en Puerto Rico no puede votar por su presidente.  Esto es la verdad independientemente de si nacieron en Puerto Rico o en un estado.

Hasta los ciudadanos americanos de Puerto Rico que han vivido y votado en un estado en el pasado no pueden votar cuando regresan a Puerto Rico.  Lo que es peor aún, las leyes federales le permiten a los ciudadanos que viven en naciones extranjeros ejercer el voto ausente en su último estado de residencia legal, pero le niegan ese derecho a los ciudadanos americanos que cambian su residencia legal de un estado a Puerto Rico. Esto es también la realidad para los militares americanos, así que los soldados que están en servicio activo, los marinos y los veteranos que tienen a Puerto Rico como su residencia legal no pueden votar por su Comandante en Jefe.

Todos los ciudadanos que viven en los estados pueden votar en las elecciones presidenciales. Eso es cierto independientemente de si nacieron en Puerto Rico o en un estado. Así que de hecho, mientras que Puerto Rico sea un territorio, ser un ciudadano americano en Puerto Rico significa abandonar su hogar y relocalizarse a un estado para tener igualdad de derechos de votación y otros derechos civiles que se le niegan a los ciudadanos americanos en el territorio.

En América, libertad es poder vivir donde usted quiera, mudarte o quedarte donde estés, y obligarte a relocalizarte para tener igualdad de derechos civiles es una manera represiva de coerción, y no una elección propia. En las dictaduras comunistas y fascistas, las personas necesitan permiso del gobierno para tener su residencia, un trabajo y para disfrutar de la libertad que les sea permitida.  En la tierra de la libertad, donde usted resida no debe determinar sus derechos.

Hoy en día, los 3.5 millones de ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico no pueden votar por su presidente.  La solución es sencilla: tan pronto Puerto Rico se convierta en el estado 51, el pueblo de Puerto Rico podrá votar en las elecciones presidenciales.

 

In English

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.