Es Tiempo de Hablar sobre la Estadidad

El Senador Orrin Hatch (R-Utah), Presidente del Grupo de Trabajo Congresional sobre el Crecimiento Económico de Puerto Rico, le ha dicho a los periodistas que no es el momento de proponerle la estadidad al Congreso “debido a la situación actual de Puerto Rico”.  Él no es el primero en sugerir que el estatus de Puerto Rico debe aplazarse hasta que se resuelva la situación de la economía.

Esto es como decirle a una persona desempleada, “Espérate, vamos a organizar tus finanzas, y entonces podremos hablar de un trabajo”.

A continuación presentamos tres razones por las cuales el estatus de Puerto Rico debe discutirse ahora mismo:

  1. La mayoría de las recomendaciones hechas por expertos sobre la economía de Puerto Rico ocurrirían automáticamente con la estadidad. El grupo de trabajo de Hatch recomienda que el AITC y el Crédito Contributivo por Hijo debería extenderse a Puerto Rico.  Quieren que Puerto Rico tenga cubierta igual de Medicare y Medicaid que los estados. Los peritos en una reunión reciente de la junta de fiscalización PROMESA han dicho que el problema con los planes actuales de crecimiento económico se reduce al hecho de que tratan a Puerto Rico como si fuera un nación, cuando en realidad es una región en la gran economía de EE.UU. Los peritos están requiriendo que se hagan inversiones en la infraestructura, que se acabe con el sistema bizantino de permisos para empresas, y que se establezcan costos más económicos en la energía eléctrica.  Todas estas cosas ocurrirían con la estadidad.
  2. Las recomendaciones “especiales” para Puerto Rico empeorarían las cosas. Algunos peritos están requiriendo un salario mínimo más bajo en Puerto Rico. Esto no ocurriría si Puerto Rico fuera un estado. Pero Puerto Rico no es una nación. La participación de la fuerza laboral ya es baja en Puerto Rico, y el costo de vida no es mucho más bajo que en los estados. Un salario mínimo más bajo mantendría a más personas en la economía “informal”, y obligaría a más personas a irse a los estados dónde puedan ganar más y tener una mejor oportunidad de salir de la pobreza.  Las personas de Puerto Rico pueden viajar a un estado sin pasaporte y conseguir un trabajo inmediatamente;  no tenemos que aceptar un salario más bajo.
  3. Es un asunto de derechos humanos. Los peritos en finanzas, como el Presidente del Banco de la Reserva Federal, William Dudley, están siendo honestos cuando dicen que los tiempos van a ser duros en Puerto Rico durante un tiempo.  Pero el gobierno federal no deja que los estados pasen por tiempos duros como esos.  Al Congreso se le permite tratar a un territorio de manera diferente a como trata un estado.  Las personas del territorio, bajo la ley de EE.UU. no tienen los mismos derechos que los ciudadanos que viven en los estados.  Cuando Puerto Rico sea un estado, el Congreso no tendrá la opción de ignorar las privaciones que estos enfrentan.

Es tiempo de hablar sobre la estadidad.  Dígale a sus legisladores que usted quiere que sean parte de esas conversaciones. Ahora.

 

In English

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.